Buscar este blog

miércoles, 5 de abril de 2017

Debemos ser escultores de nuestra propia vida: Arturo Barros

Arturo Barros
Por Karen Lizeth Niño

"Los seres humanos siempre delante de nosotros encontramos unas bifurcaciones", así inició Arturo Barros su respuesta a la pregunta ¿Por qué estamos donde estamos?, tema central del Café Literario realizado en días pasados por el Departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma del Caribe. Barros, organizador del evento y quién lo presidió, basó su ponencia en las decisiones humanas y las bifurcaciones encontradas a la hora de elegir y en lo que luego esta determinación causa, llevándonos al final a ser el producto del camino que vamos escogiendo a lo largo de nuestras vidas.


Cuando un ser humano decide sobre algún aspecto de su vida, está aceptando un camino y rechazando otro. Esta elección siempre depende de la navegación que realice el pensamiento humano. Según Barros y los académicos en los cuales se enfocó, especialmente Artur Manfred Max Neef, autor de un libro también titulado ¿Por qué estamos donde estamos?, rechazar un camino no implica que este quede por fuera de lo que somos, pues el ser humano está directamente relacionado a sus circunstancias y de allí es que parte a elegir entre sus opciones.

En la historia de la humanidad, la navegación de las decisiones del hombre ha influido hasta en las condiciones sociales. Académicamente, los paradigmas centran sus bases en un autor o en una ideología según la elección efectuada por las clases imperantes, esto ocasiona que el desarrollo social se lleve de una forma u otra. Arturo explicó lo anterior dando ejemplos de distintos autores que han sido rechazados o aceptados en el proceder académico, social y cultural. Sumado a esto, añadió que "lo que era un medio lo convertimos en un fin y lo que es un fin lo hemos convertido en un medio". Lo anterior, tal como la elección de autores, definen las condiciones sociales en las que vivimos, la desigualdad, exclusión social y el hecho de que, por ejemplo, un continente como América Latina aun teniendo tantas riquezas, se encuentre sumido en la miseria y en la marginalidad. Dadas sus determinaciones, el mismo hombre ha generado que hoy sin importar los avances y cambios paradigmáticos, se siga explotando a las clases menos favorecidas o alienando, como diría Marx.

Usted puede ver el video del evento aquí:



Durante el encuentro muchos de los asistentes realizaron intervenciones, en estas interrogaban al ponente respecto a aquellas incertidumbres que aquejan el proceder humano y que dificultan la escogencia del camino apropiado para el logro de los objetivos.


Para concluir, Arturo Barros Ortegón, dejo a los estudiantes esta reflexión: "Ustedes son escultores de su propia vida, por eso nosotros somos lo que hacemos y no lo que hacen de nosotros", permitiendo así que los asistentes a este encuentro logren discernir respecto al rumbo que dan a sus vidas con cada paso y camino que eligen. 

Artículos relacionados: